Probabilidad de ganar en las máquinas tragaperras

A estas alturas no vamos a engañarnos, la probabilidad de ganar una apuesta en las máquinas tragaperras es bastante baja. El 18,3% de las veces que se juega se consigue algún tipo de premio, eso quiere decir que en el 80% restante el dinero se queda en el establecimiento. De todos modos, la experiencia del jugador tiene mucho que ver, por eso es tan importante entender bien el juego y seguir estrategias. Pero que no cunda el pánico si no eres un experto en jugar a las máquinas tragamonedas, peor lo tienen los que juegan a la lotería. La probabilidad de que te toque algún premio de lotería, en el mejor de los casos es de 7,8%.

Las máquinas tragaperras son muy rentables para los casinos básicamente porque están programadas para dar solo un pequeño porcentaje del dinero que se apuesta. La clave es estar entre los jugadores que se llevan ese pequeño porcentaje. Muchos juegan por jugar y lo dejan todo al azar, pero ese método no funciona casi nunca, está más que comprobado. Para ser un ganador en los slots online es recomendable seguir estos pasos:

Ser inteligente con el dinero: antes de jugar es una buena idea investigar un poco sobre los premios de la máquina en la que vamos a jugar. Quizás el porcentaje que nos puede ofrecer esa tragaperras en cuestión no nos interesa. Estos porcentajes de pago pueden ir desde el 80% hasta el 98%. Si se eligen las máquinas con mayor porcentaje de premio, obviamente se tendrán más opciones de ganar.

Conocer los límites: establecer un límite de pérdida es lo que diferencia a un buen jugador. Hay que saber decir basta cuando se gana y cuando se pierde. Un buen truco es detenerse cuando se haya duplicado el dinero con el que empezaste. Siempre se puede ganar más, pero la avaricia acaba rompiendo el saco.

Diseñar un plan a largo plazo: si vas a hacer algún tipo de viaje en el que los juegos de azar van a ser protagonistas, como podría ser un viaje a Las Vegas, es importante planificar cuánto dinero se va a gastar cada día. Obviamente, de nada servirá si luego no se sigue el plan establecido, por eso hay que ser fuerte de mente y cumplir a rajatabla con lo que te hayas comprometido a gastar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *